Al salir de la galería de los Megaloceros, un poco más abajo, la sala del Fondo ocupa un amplio espacio, con un suelo arcilloso y lleno de oseras. Los auriñacienses la exploraron en su totalidad, hasta el último rincón. Dibujaron algunas imágenes en la pared derecha, pero es la izquierda la que presenta las obras de arte importantes. La mayoría se sitúan a ambos lados de una hornacina, en dos tramos espectaculares (la Gran escena), otros están dispersos por la pared y los relieves.

Panoramique associé
Type de notice
Introduction
Socios y autores