El oso de las cavernas, al contrario de lo que se piensa, no hibernaba verdaderamente sino que pasaba los meses de mayor rigor en un estado de semiletargia. Los osos se tumbaban a menudo en un mismo lugar, preferentemente en superficies lejos de circulaciones de agua y de corrientes de aire, y acababan por acondicionar verdaderos “nidos” llamados oseras. Se han identificado unas 300. Tienen un diámetro de 80 centímetros hasta 1,5 metros y suelen ser poco profundas (entre 30 y 50 centímetros). Estas oseras se pueden ver ya en las primeras salas y hasta en lo más profundo de la cueva.

Panoramique associé
Type de notice
Cartel
Coordonnées
ath="60.86" atv="9.64"

Socios y autores

  •  Bauge de la salle Hillaire

  •  Bauges de la galerie du Cierge